Lucia Valencia

Como artista autodidacta, mi dedicación y esfuerzo van enfocados a realizar imágenes monocromáticas que me hablen tanto a mí como a los demás en lo que realmente creo que es una especie de serenidad provocativa.

Mis influencias son primariamente todo lo que veo, siento y experimento; parte de mi proceso, como yo lo entiendo, reside en mi admiración y amor por la inherente belleza de la simplicidad y la audacia conjugadas en obras de arte realizadas por medios manuales sin el uso de tecnologías digitales.

Antes de comenzar un diseño, pienso en alguna ubicación é iluminación dramáticas que realcen los tonos monocromáticos que busco transmitan tanto cercanía como peso emocional a la pieza; quiero llevar al observador a imaginar y relacionarse con el sujeto de mi realización en el lienzo. No quiero meramente capturar una imagen con mis pinceladas, quiero imprimirles con un sentido de intimidad de tal suerte que el estado emocional del observador sea absorto y reflejado también por mis cuadros.

Intento, con cada obra, que cada quien relacione sus propias memorias, evocando sus propias vidas, dejando siempre así la sensación final de su propia interpretación.

El reto, como con cualquier obra, es no sólo hacer que que hable por mí, sino hacer visible la poderosa relación existente entre la percepción y la expresión, que forman un sentido de lo que en esencia, es uno mismo.